La versatilidad del pisco

Escrito por Marta Capellades, Gestora Comercial de Escolà Vins i Destil·lats

Si hablamos de Pisco, lo primero que nos viene a la mente es Perú y un buen Pisco Sour que nos refresque y calme la sed. Uno de los cocktails más conocidos y que se puede hacer de muchos sabores de fruta exótica como fruta de la pasión, mango, piña u otros. ¡En un ratito te cuento cómo!

El Pisco, es un destilado con mucha personalidad y de una eterna “pelea” entre Perú y Chile por llevarse el mérito de ser su “inventor”, ¿quién fue su primer creador? El dato divertido es que Chile es el mayor productor y Perú el mayor consumidor… esto es un auténtico paso a dos. 

Elaboración

El Pisco forma parte de los destilados producidos con uva, como los Brandy, Cognac y Armagnac. Concretamente, se destila a partir de un vino joven blanco y para su elaboración se pueden utilizar hasta 8 variedades de uva, lo más sorprendente es que se puede embollar en monovarietal. Es una experiencia única, donde puedes disfrutar de cada una de sus uvas y entender la diferencia real entre aromas entre una y otra. No debemos olvidarnos del “acholado”, que podríamos traducir en “mezcla”, suele resultar en un bouquet más complejo y, seguramente, será más amable a la hora de tomarlo.

Se dice que es el único destilado que no lleva agua y que es 100% uva, lo que es sinónimo de pureza. Su gradación alcohólica suele ser de 40% abv, de media.

Es casi siempre transparente y brillante, tal vez ámbar, muy fragante, extremamente seductor con aromas delicados y afrutados.

Historia

Lo más curioso es que pasó a ser bebida nacional en Perú a raíz de que Felipe IV, Rey de España, prohibiera la importación de vino peruano en España en 1641. Al ser un país de gran producción de vino, tuvieron que adoptar un método de conservación práctico, sobre todo en esa época, y empezaron a destilarlo transformando el vino en aguardiente. Así que muchos de los propietarios de los viñedos decidieron sumarse, destilar y crear esa maravillosa bebida llamada Pisco por el nombre de la zona donde nació.

Se cree que el cultivo en masa se dio a principios del siglo XVI y después se extendió por diversas partes del mundo, llegando a ser un medio de pago en algunos tratos que se llevaban a cabo. Su elaboración masiva se debe a los jesuitas que lo producían en Lima, Arequipa, Cusco, Ayacucho y Potosí en el Alto Perú (Bolivia actual).

El Pisco y su historia queda viva entre guerras y viajes, quizás el momento más importante de esta tradicional bebida andina fue su llegada a Estados Unidos a principios del siglo pasado. Ahí hizo sus primeras apariciones en las coctelerías, dándose a conocer con la receta más clásica, el Pisco Sour. También llega el Pisco Punch como el Chilcano y El Presidente, ¡todo para probar!

Desde el 1988 es Patrimonio Cultural de la Nación en Perú.

Tipos de pisco peruano y chileno

Hay 3 tipos de Pisco en Perú:

  • Pisco Puro: Usamos un tipos de uva
  • Acholado: Usamos varios tipos de uva
  • Mosto Verde: Interrumpimos la fermentación para crear un destilado más aromático y con más estructura. También es importante saber que en este caso se utilizan hasta 14kgs de uva para producir tan solo un litro.

En Chile en cambio se clasifican en base al contenido alcohólico:

  • Pisco Corriente o Tradicional: 30% abv
  • Pisco Especial: 35% abv
  • Pisco Reservado: 40% abv

¿Cómo tomar pisco?

Para lo más atrevidos, pueden consumirlo sólo, a la temperatura que  tomarías un vino tinto, o si no están acostumbrados a los destilados, siempre es bienvenido en un cóctel, como el Pisco Sour.

Ingredientes pisco sour

Pisco Acholado o Quebranta (aconsejados), zumo de lima fresco, azúcar blanca y una clara de huevo. Si tienes coctelera mejor, si no, lo dejamos para profesionales y lo batimos a mano (es un poco más de esfuerzo).

Instrucciones:

Les  sugiero dejar que trabaje la batidora, añadimos 2 cubos de hielo de bolsa y lo dejamos emulsionar un mínimo de 30 segundos. El resultado será un cocktail que se presenta blanco y atractivo, de un aroma fresco y floral, con su sabor único de uva fresca, almendras blancas y flores blancas. No podrá faltar su inconfundible espuma blanca, justo ahí encima le vamos a poner 3 gotas de Bitter Chuncho o Angostura.

Gracias al auge de la cocina internacional, el Pisco se ha puesto de moda. Yo lo recomiendo ya que es un destilado que vale la pena probar por su versatilidad en la mezcla y, en resumen, tenemos Pisco para todos los momentos del día: como aperitivo, acompañando la comida o para nuestra sobremesa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.